Conceptos acerca de ciencias auxiliares de la Biblia

   
 


 

 

Home

Contacto

Libro de visitantes

enlaces

estadístiks

Noticias

Galería

la coinherencia

BREVE COMPENDIO BAUTISMAL CRISTIANO

PARA USTED MISMO / lo mínimo que quisiera decirle a todo ser humano

FUNDAMENTOS

IDENTIFICANDO PRIORIDADES

La Iglesia edificada sobre Cristo revelado y confesado

EL FUNDAMENTO PUESTO

LA PERSONA

la voluntad, función del alma

LA OBRA

LAS FIESTAS SOLEMNES

LA DOCTRINA

PASCUA: CRISTO CRUCIFICADO

ÁZIMOS: CRISTO COMULGADO

PRIMICIAS: CRISTO RESUCITADO

PENTECOSTÉS: CRISTO GLORIFICADO

TROMPETAS: CRISTO ANUNCIADO

EXPIACIÓN: CRISTO ABOGADO

TABERNÁCULOS: CRISTO ESPERADO

LOS PRIMEROS RUDIMENTOS

ARREPENTIMIENTO

FE EN DIOS

DOCTRINA DE BAUTISMOS

IMPOSICIÓN DE MANOS

RESURRECCIÓN DE MUERTOS

JUICIO ETERNO

EL REINO DE LOS CIELOS SE HA ACERCADO

LA REGLA

SOBRE ESTA ROCA

EL SELLO DEL FIRME FUNDAMENTO DE DIOS

LA UNIDAD DEL ESPÍRITU

UN CUERPO

UN ESPÍRITU

UNA MISMA ESPERANZA

UN SEÑOR

UNA FE

UN BAUTISMO

UN DIOS Y PADRE

EL FUNDAMENTO DE LOS APÓSTOLES Y PROFETAS

LAS IGLESIAS DE LOS SANTOS

LA DOCTRINA DE LOS APÓSTOLES

LA COMUNIÓN UNOS CON OTROS

EL PARTIMIENTO DEL PAN

LAS ORACIONES

EL PROPÓSITO DE DIOS

TRATADILLOS

EL BUEN DEPÓSITO

DEL REPOSO CRISTIANO

LIBERTAD Y CONSIDERACIÓN

OPÚSCULO DE CRISTOLOGÍA

LA IMPORTANCIA DE CONOCER A CRISTO

LA PROMESA DE CONOCERLE

LA MANERA DE CONOCERLE

LA HISTORICIDAD DE CRISTO

TIPOLOGÍA DE CRISTO

PROFECÍAS ACERCA DE CRISTO

LA SABIDURÍA DE DIOS

INTRODUCCIÓN ACERCA DEL VERBO DE DIOS

LA EXPRESIÓN DE DIOS

LA PRE-EXISTENCIA DEL VERBO

LA COEXISTENCIA DEL VERBO CON DIOS

LA DIVINIDAD DEL VERBO

EL ÁNGEL DE YAHVEH

LA ENCARNACIÓN DEL VERBO

SU CONCEPCIÓN VIRGINAL, SU VIDA SIN PECADO Y SU MUERTE EXPIATORIA

SU COMPLETA RESURRECCIÓN, ASCENCIÓN, OPERACIÓN Y REGRESO

MONOTEISMO JUDAICO

DE 1ª JUAN 5:7

EVOLUCIÓN DE LA EXPRESIÓN DOGMÁTICA (1)

EVOLUCIÓN DE LA EXPRESIÓN DOGMÁTICA (2)

EVOLUCIÓN DE LA EXPRESIÓN DOGMÁTICA (3)

EVOLUCIÓN DE LA EXPRESIÓN DOGMÁTICA (4)

ACERCA DE LA DIVINIDAD (1)

ACERCA DE LA DIVINIDAD (2)

CARTA ACERCA DE LOS "SOLO JESÚS"

la preeminencia del Arca del Pacto

panorámica bíblica

panorámica de Cristo como centralidad (aspecto objetivo)

(aspecto subjetivo)

la confesión divina

Cristo como Verbo

Trinidad de personas en el Único Dios

confesión divina de Su misma pluralidad en unidad

destello divino en la tierra desde la eternidad

la encarnación del Verbo de Dios

Tipología festal

Áreas básicas de la revelación divina

SEFER YAH / alef / destello divino en la tierra desde la eternidad

Puntos cruciales de la teología histórica

Puntos cruciales de la teología apologética

Puntos cruciales de la Teología Propia

Puntos cruciales de la Divina Teleología

Puntos cruciales de la Cosmología Bíblica

De los límites de la Cosmogonía

Puntos cruciales de la Angelología Bíblica

Puntos cruciales de la Antropología Bíblica

Puntos cruciales de la Hamartiología Bíblica

Puntos cruciales de la Cristología Bíblica

Puntos cruciales de la Pneumatología Bíblica

Fenomenología Pneumática

Puntos cruciales de la Soteriología Bíblica

EN TORNO A COSAS DE ECLESIOLOGÍA BÍBLICA

Puntos cruciales de la Escatología Bíblica

TANATOLOGÍA

Conceptos acerca de ciencias auxiliares de la Biblia

Contenidos paulinos de la escuela de la obra cristiana

De la Teología Natural

De la transición de la revelación general a la especial

Del lugar de la Bibliología

De la Teología Exegética y Bíblica

De la teología dogmática y sistemática

De la teología histórica

De la teología apologética

De la teología mística

De la teología especulativa

De la teología política

Del hilo central y unitivo de la revelación divina que es la economía de Dios

EDIFICACIÓN

Todo el consejo de Dios

La suma de la Palabra

Piedad y conocimiento de la verdad

Consulta y tropiezo

Sobre el altar

Grosura de corazón y entendimiento

Oikonomía

Revelación

El Espíritu revela el Misterio de Cristo

Salvos para el propósito de la voluntan divina

Edificación de Dios en vez de heterodidascalías

Conocer según el Espíritu

Administración delegada

Beneplácito divino

Encabezamiento crístico

Evangelio, economía y propósito

Economía e Iglesia

La pregunta por la administración

En qué consiste la economía divina

Dios, gracia y misterios

El Ungido

Dispensarse del mismo Dios Trino

Ecónomos

3 clases de ecónomos

Objeto de la administración

Ministerio del Nuevo Pacto

Para la obra del ministerio de la edificación del cuerpo

Vida y edificación

Pareja

Elementos primordiales

Nuestro disfrute

Alimento de vida

Bebida y respiración

Nutridos

Aliento

Gracia, amor y comunión

Jesucristo y gracia a nuestro espíritu

El Padre revelado por el Hijo

Dispensarse divino al hombre redimido corporativo

Co-existencia del Verbo Divino con Dios

El Hijo Creador, Sustentador, Redentor y Señor

La Persona de la Sabiduría Divina

La mente, función del alma

La emoción, función del alma

La revelación escrita

Forma y substancia

Guardar el buen depósito evitando la gnosis

Lo que habéis oído desde el principio

Candelabro y depósito

El misterio de La Fe que una vez fue dada a los santos

Aquella fe que iba a ser revelada

Acuérdate

Distintas clases de emociones del alma

Constitución tripartita del hombre

Antropología y hamartiología del espíritu humano

El espíritu y el alma humanos tras la caída

Carne y naturaleza pecaminosa

Hamartiología

Las trasgresiones y el pecado

La ley del pecado en mis miembros

Triplicidad

Cristología y soteriología

Cristología, soteriología y pneumatología

Encarnación del Verbo Divino

Kenósis y concepción virginal

Desarrollo humano del Verbo de Dios

Vivir humano santificante y perfeccionante del Hijo

Tentado en todo, pero sin pecado

En semejanza de carne de pecado

Preámbulo a la soteriología

Introducción a los variados aspectos del sacrificio de Cristo

Ofrenda por las trasgresiones y ofrenda por el pecado

Perdón y liberación

Ofrenda de paz y reconciliación

Liberación

Hecho maldición por nosotros

Dos aspectos de la santificación

La Cruz entre el mundo y nosotros

La cabeza aplastada de la serpiente

El grano de trigo

Vivificado en espíritu

Sepultado

Primogénito

Declarado Hijo de Dios por la resurrección

Cristo, nuestra justificación y santificación, por la resurrección

Regeneración y nuevo nacimiento

Regeneración y renovación

Renovaos en el espíritu de vuestra mente

Transformación por la renovación

Recapitulación pro configuración

Conformación a Cristo

Vivificación y glorificación del cuerpo

La Vida de Jesús en nuestros cuerpos mortales

Adopción, transformación, resurrección y glorificación de nuestros cuerpos

Ekklessía

Cristo magnificado en el cuerpo

Colofón

Bibliografía de "Edificación"

ANTICIPACION PROFETICA MESIANICA

LINAJE MESIANICO

EL CUMPLIMIENTO DEL TIEMPO

ISAGOGIA DE QOHELET

 


     
 

 

CONCEPTOS ACERCA DE
 
 CIENCIAS AUXILIARES DE LA BIBLIA[1]
 
 
Introducción
Habiendo terminado lo que es lo relativo al mensaje mismo de la Palabra; es decir, identificar las materias que se ocupan de los distintos aspectos del mensaje bíblico, esta parte final la llamé apéndice, aunque no es que no tenga importancia, pero la llamé apéndice en relación con el resto que hemos visto hasta aquí, porque lo que hemos visto hasta aquí es el contenido del mensaje. Lo que vamos a ver ahora es lo relativo a las Ciencias Auxiliares.
¿Por qué le estamos llamando Ciencias Auxiliares? Porque sirven para entender mejor la Biblia en general, para validar la autenticidad del documento y la autentici­dad de la transmisión del mensaje a lo largo de la historia, de documento en documento, y también para entender el contexto histórico en el que se dio la revela­ción, y el contexto histórico del pueblo de Dios, cómo ha entendido esta revelación a lo largo de su historia. De manera que hay distintas ciencias o materias que sirven para enriquecer el estudio de la Biblia, pero que no se ocupan de su mensaje propiamente.
 
Metodología


Por ejemplo, una materia auxiliar es la Metodología. Como lo dice su nombre, la Metodología es el método o la metodología para estudiar la Biblia. Esta materia no estudia la Biblia misma, sino los distintos métodos que se usan para estudiar la Biblia, pero esos métodos enseñan a estudiar la Biblia. Usted puede estudiar la Biblia por personajes, o por pactos, por libros, por temas; hay muchos métodos para estudiarla, y también los requisitos que tiene que cumplir el lector y el estudiante de la Biblia. Todas esas cosas, los requisitos del estu­diante, su aptitud, las distintas maneras de enfocar un tema al estudiarlo, están dentro de esta materia, la Metodología.

BIBLIOGRAFÍA PARA METODOLOGÍA
Para estudiar esta materia, les aconsejo un libro muy bueno de Watchman Nee, que se llama “Escudriñad las Escrituras”, que lo considero uno de los mejores para tratar este tema de la Metodología del estudio bíblico.
Nos damos cuenta entonces, que es una ciencia auxiliar, porque no estudia a la Biblia misma, pero estudia cómo estudiar la Biblia.
 
Hermenéutica
Es otra materia auxiliar que es distinta de la Metodolo­gía. La palabra hermenéutica viene del verbo herme­neuo, que en griego quiere decir interpretar; y a la vez el verbo hermeneuo viene del nombre Hermes Trimegisto, aquél ser mitológico de la antigüedad griega que se decía a sí mismo intérprete de los dioses. La Hermenéutica es la ciencia y el arte de la sana interpretación. El conjunto de principios, métodos, normas y reglas para interpretar correctamente un texto; para hacer una exégesis científi­ca.


Nótese que hay una diferencia entre la Metodología y la Hermenéutica. La Metodología estudia los distintos métodos para estudiar la Biblia, en cambio la Hermenéuti­ca no estudia métodos para estudiar, sino que estudia métodos de interpretar, que es distinto. Una es una metodología para acercarse al documento; otra es una regla de pensamiento para no malentender el mensaje del texto. Por ejemplo, no sacar un texto de su contexto; o ponerse en la mente del escritor, en su época, en su situación. Porque es que hay algunas veces en que nosotros nos olvidamos de que San Pablo, por ejemplo, no vivió en el siglo XX y en que su mente no estaba el trasfondo occidental de nuestra cultura, y que cuando él escribía sus cartas, las escribió con un contexto cultural determinado. De manera que tú tienes que ir a esa regla de la Hermenéutica, ponerte en el lugar del escritor, comprender su coyuntura histórica en la cual él escribió, para poder entender el mensaje hoy; de lo contrario irías a tomar, con categorías tuyas, un mensaje que él dio con otras categorías y le vas a hacer decir lo que él no estaba diciendo. Entonces no vas a entender bien el texto.

Ese conjunto de reglas, unas pequeñas y otras grandes, que se ocupan de verificar que se interprete correctamente un texto, hacen parte de la materia que se llama Hermenéutica. Interpretar es hacer una exégesis, porque exégesis significa interpretar, sacar el sentido del texto. Nótese que la exégesis estudia el texto e interpre­ta, en cambio la Hermenéutica no estudia el texto, sino las reglas para interpretar el texto, y la Metodología estudia los métodos para estudiar el libro. Son materias diferentes que da la impresión que tienen parecido, pero si las analizas bien, la Metodología, la Hermenéutica y la exégesis son distintas materias.


El conjunto de principios, métodos, normas y reglas para interpretar correctamente un texto; para hacer una exégesis objetiva, eso es el contenido de esta materia auxiliar de la Biblia que se llama Hermenéutica. La Biblia es como una sopa que no se puede tomar sola; sino que la sopa hay que tomársela en un plato y con una cucha­ra. Ese plato, es el documento, es toda la historia del documento, es la demostración de la legitimidad del documento, de la legitimidad de los autores, de la legitimidad de la transmisión. Hay una ciencia que se ocupa de demostrar esa legitimidad y esa autenticidad que no es el texto mismo, ni es el mensaje. El mensaje tiene valor, pero mucho más valor lo tiene el documento, puesto que el documento en que se ha anotado es auténtico, y proviene realmente de las personas que vivieron esa experiencia y que son los testigos oculares, o los testigos cercanos. Entonces ese es el plato, en el cual nos viene la sopa; la sopa es el mensaje y el plato es el documento; la cuchara, es la Hermenéutica, es la herramienta por medio de la cual, nosotros, nos toma­mos la sopa. Hermenéutica es la ciencia y el arte para interpretar sanamente.

¿Qué estudia la Hermenéutica? No estudia el mensaje, sino las leyes de la interpretación; por eso no es una materia de fondo, de mensaje, sino por eso la he puesto dentro de las Ciencias Auxiliares. La Hermenéutica, estudia cómo interpretar. Por ejemplo, hay una regla de la Hermenéutica que es un dicho popular: texto sin contexto es un pretexto; quiere decir , que si tú tomas un texto, lo sacas de su contexto y lo haces decir lo que no dice, entonces no estás interpretando realmente lo que el autor quiere decir; sino que tú estás más bien inyectan­do de tu propio punto de vista y haciéndole decir lo que tú quieres, pero no lo que él dice. Esa es tu exégesis e interpretación muy subjetiva; no es científica: Es simple­mente algo que tú has proyectado, haciéndole decir al texto, lo que el texto no dice. Pero si tú te pones a analizar realmente al autor del texto, al contexto histórico, a su lenguaje, cuál es el comienzo y el fin ligado a ese mensaje, te das cuenta de que realmente no está diciendo lo que se le pretende hacer decir. Hay personas que interpretan mal porque no están acostumbradas a tener una mentalidad objetiva y científica, sino que son muy subjetivos; cambian todas las cosas, les ponen el color de su propia personalidad; las tergiversan, distorsio­nan la realidad.
Esta materia de Hermenéutica sirve para disciplinar la mente y la actitud del hombre y hacerlo objetivo, para realmente saber lo que dice el autor y no hacerle decir lo que a uno le parece, lo que uno piensa. La Hermenéuti­ca, se ocupa es de las reglas, normas, métodos y principios de interpretación. Es el arte de las leyes para interpretar, para hacer una exégesis objetiva y correcta. Claro está que si se estudia la historia, es decir los distintos métodos de interpretar a lo largo de la historia, tenemos que no siempre las cosas han sido iguales, sino que la época ha tenido mucho que ver; es decir, cada época se ha caracterizado en una determinada manera de entender las cosas; porque la sociedad en la que uno vive influye en la manera como uno interpreta y se acerca al texto.


Eso hay que tenerlo en cuenta, también para no colorear con lo propio de nuestra época un texto que pertenece a otra época; y sin embargo la verdad tiene que entenderse en esta época, y aplicarse a esta época, así que tiene sus bemoles esa materia, la Hermenéutica, la cual es muy importante.

 
BIBLIOGRAFÍA PARA HERMENÉUTICA
Vamos a dar una bibliografía sobre Hermenéutica. Hay varios libros, porque hay distintos niveles: Herme­néutica I, Hermenéutica II, Hermenéutica III y Hermenéuti­ca IV; es decir, desde la Hermenéutica simple, las primeras reglas, hasta la Hermenéutica más a fondo. Entonces son cuatro niveles de bibliografía para Herme­néutica.
- Introducción a la Biblia y Hermenéutica. Lund. Tiene esas dos materias de la manera más rudimentaria. Este libro es el más sencillo, en donde se incluye Bibliología I y Hermenéutica I. En los institutos bíblicos estudian Hermenéutica I con este libro.
- Normas de Interpretación Bíblica. Ernesto Trenchard. Para Hermenéutica II.
- Principios de Interpretación Bíblica. Louis Berkhof. Para Hermenéutica III. Trata sobre la historia de las escuelas de Hermenéutica.
- Hermenéutica Bíblica. J. E. Martínez. El más avanza­do y profundo, para Hermenéutica IV.
Estos libros sirven para conformar la biblioteca de un instituto bíblico, en relación a la enseñanza de los distintos niveles de la Hermenéutica.
 
Bibliología


Ahora, lo que estaba diciendo al principio sobre las Ciencias Auxiliares en general, lo del plato; lo que corrobora la autenticidad no del mensaje, sino del documento. Documento es una cosa y mensaje es otra. Por ejemplo, yo voy a escribir un poema, y ese poema puede firmalo Miguel. Entonces el poema es el mismo; ya sea que lo haya escrito yo, o que lo haya escrito Miguel, que sea verdadero, que sea el autor Miguel o yo, el poema es el mismo; el mensaje del poema no cambia con el autor. Pero si el poema lo escribió Miguel, y digo yo que lo escribí yo, el mensaje del poema no cambia; pero la autenticidad del autor sí cambia porque se me está atribuyendo lo que escribió Miguel. Sin embargo el poema en sí puede ser muy bueno, lo haya escrito uno o el otro. No estamos estudiando el poema. Estamos estudiando el autor del poema. Entonces existe una materia que tiene dentro de ella varias materias subuni­das, o sea formando parte de ella misma, que es lo que se llama la Bibliología. Se ha subdividido la Bibliología en Bibliología I, Bibliología II, Bibliología III, IV, V, etcétera, y cada punto trata un aspecto distinto de la Bibliología.

 
Bibliología I. Introducción general a la Biblia. Uno no está todavía estudiando la Biblia, la Biblia en sí, su mensaje, sino que está estudiando una materia acerca de un libro que se llama la Biblia. Entonces es la materia que dice que la Biblia es un libro compuesto por una biblioteca de 1.600 años de tiempo, compuesta de dos partes: el Antíguo Testamento y el Nuevo Testamento. El Antiguo Testamento fue escrito por varios autores, en tales idiomas, en tales épocas; el Nuevo Testamento fue escrito en tales otras épocas, por tales otros autores, en tales otros idiomas, en tales otras circunstancias. O sea que estás introduciéndote al conocimiento de un docu­mento. Qué es la Biblia en sí. No estás entendiendo el mensaje. No estás tratando el tema de la Biblia, sino que el tema es la Biblia. El tema de la Bibliología I, no es el mensaje de la Biblia, sino la Biblia como libro, como documento, como colección; cómo se formó la Biblia, cuál es la historia de la Biblia, cuáles son los autores humanos de la Biblia, en qué época escribieron, en qué materiales escribieron, dónde están las copias más antiguas, en qué museos están, cómo se han recopilado. Es toda una materia de interés. Saber lo técnico, el plato; no es la sopa; es el plato. Entonces eso es una intro­ducción general a la Biblia.


La Bibliología I, que es la Introducción General a la Biblia trata de qué está formada la Biblia, de tal y de cual; de que sus idiomas son el hebreo en el Antiguo y el griego en el Nuevo Testamento, aunque en el hebreo haya pasajes en arameo tales como tal capítulo de Daniel, tal capítulo de Esdras, como viene cierta palabra en persa, en griego, y así, se hace una análisis del documento en sí; no de su mensaje. Si su mensaje es verdadero o falso, en eso no se ocupa la Bibliología; se ocupa es del documento, cómo es, hace una descripción del documento, de su historia.

 
Bibliología II. Introducción Especial a los Libros Particula­res del Antiguo Testamento. Luego viene la Bibliología II, que ya no es una introducción general a la Biblia, sino una introducción particular o especial a los libros del Antiguo Testamento. Entonces ya no estudia la Biblia en general como documento, sino que estudia cada docu­mento del Antiguo Testamento. Se introduce en la historia específica del Pentateuco, en la historia específica del Génesis, en la historia específica del libro de Nahum. Cómo sabemos que ese libro lo escribió Nahum, cuál es la tradición de este libro, en qué documentos se encuen­tra, cómo fue trasmitido de siglo en siglo, cómo se ha conservado, cómo se ha trasmitido. Entonces es el plato en que nos dieron el mensaje; el mensaje está en la profecía de Nahum. Cuando tú lees Nahum, ya sabes que es una profecía; pero, ¿cómo sabes que esa profecía la escribió Nahum? Bueno, porque se le atribuye a Nahum desde tal época, y se ha trasmitido de tales textos, del primer siglo al segundo, del segundo al tercero y de tal a tal.
 
BIBLIOGRAFÍA PARA BIBLIOLOGÍA II
Para Bibliología II hay una obra muy buena, de nivel académico, llamada Introducción al Antiguo Testamento, de Edward J. Young. Es una obra que vale la pena que cada siervo del Señor, cada obrero, la conozca y estudie, porque se enfrenta a los problemas de la crítica, de la incredulidad, del escepticismo, con una propiedad y erudición, con mucha maestría. 

Bibliolog
ía III. Introducción Especial a los Libros Particula­res del Nuevo Testamento. Luego viene Bibliología III, otra introducción especial a los libros particulares del Nuevo Testamento. Hay toda una introducción al libro mismo; por eso se llama Introducción Especial a los Libros Particulares del Antiguo Testamento, e Introducción Especial a los Libros Particulares del Nuevo Testamento; es decir, que hay una materia.
Hay estudiosos, hay eruditos, que han investigado todo ese tema, y hay libros y bibliotecas enteras con esos estudios, con esas comprobaciones, y sin embargo todavía no se sabe cuáles son sus tesis. Por eso no es una ciencia del mensaje, sino una ciencia auxiliar, como decía un hermano, la autenticidad del documento no es la legitimidad o veracidad del autor. Este libro lo escribió Moisés, en el desierto, en tal material, lo trasmitió a tal, y de tal pasó a tal, y de tal a cual, y de tal a cual y nos llegó a muchos. Entonces esta es una materia de escribas, de eruditos; una materia científica documenta­ria. Es una materia auxiliar, que también se estudia. Es toda una materia y hay una bibliografía acerca de ella, y hay distintas escuelas sobre eso.
 
BIBLIOGRAFÍA PARA BIBLIOLOGÍA III
- Introducción al Nuevo Testamento. Harrison. Estudia libro por libro.
- Los Libros de la Biblia. Obra escrita por Angus & Green. Estos dos eruditos escriben aquí tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento, y esta obra trata justamente de una introducción particular a cada libro; muy interesante.
 

Bibliología IV. Canon. Esta materia estudia cómo se formó el canon de las Sagradas Escrituras; cómo se reconoció el canon, y cuál es el canon y por qué hay diferencias de cánones y cuáles son los criterios que alimentan esas diferencias; por qué los católicos incluyen lo que los protestantes llaman libros apócrifos; por qué los judíos concuerdan con los protestantes en rechazar a Tobías, a Judith, a Macabeos y otros libros como parte del texto canónico, y por qué los ponen solamente como apócrifos o deuterocanónicos, pero no canónicos; todas esas razones históricas. Todo eso hace parte de esta materia llamada Canon.

Canon es el estudio de cuáles son los libros inspira­dos y cuáles no; cuáles son los puros, cuáles son los falsos; cuáles son verdaderos pero no inspirados; cómo fueron reconocidos en la historia de la Iglesia; cuál es la historia del canon; cómo se formó el canon del Antiguo Testamento; cuál era el canon que usaba Jesucristo; cuál era el canon que usaban los apóstoles; cuál es el canon del Nuevo Testamento; cómo se formó el canon del Nuevo Testamento; cuáles son los documentos que casi entran al canon; cuáles son los que casi quedan fuera del canon; cómo fue que se consolidó el canon, y por qué ciertos sectores del cristianismo incluyen más y otros incluyen menos.
 
BIBLIOGRAFÍA PARA CANON
- El Canon de las Sagradas Escrituras. B.F. Westcott.
- Breve Historia del Canon. Baes Camargo (México).
 
Bibliología V. Baja Crítica. Esta materia tiene que ver con el criticismo sagrado y el texto. ¿En qué consiste la Baja Crítica? ¿Por qué se le llama Baja Crítica? Consiste en cerciorarse del texto actual de las Escrituras, si su transmisión es legítima y si concuerda con los más antiguos documentos; es decir, que cuando tú lees el texto de una versión bíblica de hoy, debes tener la confianza si el texto de una versión de 1991 está confor­me al texto que se escribió en los originales, que aparece en los manuscritos más antiguos del primer siglo, como el papiro Bodmer, luego como los del siglo II, el texto Oxyrrincos, y los demás papiros y pergaminos; o el códice sinaítico, el vaticano, el alejandrino y los otros códices, los minúsculos, los unciales, y cómo esos códices han sido transmitidos de siglo en siglo.


Eso nos dice que existe toda una historia de la transmisión del texto. En eso consiste esta materia, la Baja Crítica, en comprobar científicamente que el texto que tenemos hoy es el mismo texto del principio, que se fue transmitiendo de siglo en siglo. Es la comprobación documental de la veracidad del texto. Hay personas eruditas en Baja Crítica y hay abundante bibliografía sobre ella.

El Canon y la Baja Crítica se diferencian porque son diferentes los temas que tratan. El Canon estudia cuáles son los documentos sagrados, cómo se reconocieron, con qué criterio; y la Baja Crítica la transmisión fidedigna del texto, desde los más antiguos documentos hasta los más modernos. Es toda una ciencia de transmisión documentaria. Esta materia está bien documentada con abundante bibliografía, y es necesario conocer sobre esto, porque la ignorancia es atrevida.
 
BIBLIOGRAFÍA PARA BAJA CRITICA
- Breve Historia del Texto Bíblico. Eugenio Nida. El tema de esta obra es diferente del canon, porque el canon trata de cómo se llegó a identificar ciertos escritos como los inspirados a diferencia de los otros, y por qué.
 
Bibliología VI - Alta Crítica. La Alta Crítica no estudia la transmisión del texto, sino que el texto que se ha trasmiti­do pertenece al autor al que se le atribuye. Eso es lo que estudia la Alta Crítica; no la fidedignidad de la transmisión del texto, sino la autenticidad del hagiógrafo. El hagió­grafo es el documento sagrado de la historia sagrada; es decir, que realmente fue Pablo el que escribió la epístola a los Efesios y no por allá en el siglo XVI; es decir, algunos pueden decir que las epístolas de Pablo fueron escritas por allá en el siglo XVII, pero, ¿de dónde lo saca? ¿cómo comprueba? Hay una comprobación que real­mente el libro fue escrito por Pablo.


Esto lo estudia la materia de la Alta Crítica. Es un examen científico para comprobar que el documento es legítimo del autor al que se le atribuye; que las epístolas de Pablo son legítimamente de Pablo. Entonces es una materia de fondo pero en el sentido autoral; no estudia el mensaje del tema, sino que el autor realmente fue Pablo.

¿Cómo sabemos que el primer evangelio que aparece en el Nuevo Testamento es de Mateo, si ni siquiera el mismo evangelio dice que lo escribió Mateo? ¿Por qué se dice que lo escribió Mateo? Entonces hay toda una demostración que está documentada que permite concluir con certeza, que ese documento es legítimo del apóstol Mateo. Es toda un área de estudio que se ha dado ya desde varios siglos, y que están utilizando en bibliotecas.
 
BIBLIOGRAFÍA PARA ALTA CRITICA
Por ejemplo, hay una obra de un gran apologista, y que conviene conocer, llamado William Paley, titulada Las Epístolas de San Pablo. Ese autor lo que hace en esas epístolas no es analizar su mensaje, sino agarrar epístola por epístola y demostrar su autenticidad. Entonces se trata de una obra de Alta Crítica.
Otra interesante obra es la titulada Evidencia que exige un veredicto, Tomo II, de Josh McDowell, donde se hace un análisis de toda la crítica de las formas, la crítica textual, la crítica de las fuentes, la crítica de la redacción, la hipótesis documentaria. Es una obra fundamental y clave que toda biblioteca de cristianos, de congregacio­nes, de institutos, de grupos, debiera tenerla.
 
Historia


Aparte de las anteriores, está lo que se llama la Historia, como ciencia auxiliar. Hay que estudiar también la Historia; especialmente aquella que tiene que ver con los períodos bíblicos. Por ejemplo, la Biblia menciona a Alejandro Magno, a Ciro el Persa; pero si tú lees a Herodoto, si lees a Jenofonte, o sea los historiadores clásicos, ves que ellos también hablan de Alejandro Magno, también hablan de Ciro el Persa, de Nabucodono­sor, de Babilonia; entonces las historias de los historiado­res clásicos seculares enriquecen la visión de la coyuntu­ra histórica en que se dio la historia bíblica y el mensaje bíblico, y son ciencias auxiliares. Leer a Josefo, leer a Herodoto, leer a Jenofonte, y también dentro de la historia eclesiástica. La historia secular clásica y la historia eclesiástica; porque hay que conocer también cómo se ha ido desarrollando la Iglesia.

 
Arqueología Bíblica
Para complementar el aporte de los historiadores, hay otra ciencia que se llama Arqueología Bíblica, como otra ciencia auxiliar. Esta materia es toda una ciencia, con todo un batallón de eruditos que se han quemado las pestañas y se han gastado las uñas raspando la tierra. ¿De qué trata esta materia? Lo que hace la Arqueología es desenterrar los restos de las civilizacionesantiguas y encontrar allí textos, estatuas, momias y otras cosas, y aparecen los nombres de los personajes bíblicos; de manera que esos personajes que están en la Biblia no son inventos mitológicos, sino que fueron personas que pisaron la tierra y que dejaron sus huellas, y aparecen sus placas, sus casas, sus lanzas, sus cosas, y la recopilación de todo este material descubierto por la Arqueología forma toda una materia que se llama, Arqueología Bíblica.
 
Geografía Bíblica
Además de lo anterior está también otra materia auxiliar que hay que estudiarla con la Biblia pero también fuera de ella, que se llama la Geografía Bíblica, que es aquella materia que estudia los lugares, cómo se llaman hoy, cómo se llamaban antes, si ha habido alguna modificación con el tiempo, si ha habido alguna modifi­cación de los lugares mismos; en otros lugares ha habido modificación solamente de los nombres, según la época, los ríos, las montañas y dónde quedaba esto y dónde quedaba aquello. Cuando se lee la Biblia con la ayuda de la materia Geografía Bíblica, entonces se entiende mejor y se tiene una visión mucho más clara.
 

El Mundo de la Biblia

La anterior materia se puede también complementar con otra que se llama El Mundo de la Biblia; o sea que la Historia antigua con la Geografía Bíblica, dan lugar también a un estudio o a una tercera materia que se llama El Mundo de la Biblia; es decir, remontarnos a la época que fue de los patriarcas, a la época de los reyes, de los profetas, a la época de los apóstoles, y ver, con la ayuda de la Arqueología, con la ayuda de la Historia y con el mismo texto bíblico, cuáles fueron las costumbres, los estilos de la época, por qué era que se suscitaban tales parábolas, etcétera. Porque es que esas parábolas tienen mucho más sentido cuando tú las estudias a la luz del mundo en que se vivió y en el que se enseñó.
Entonces el estudio del mundo bíblico encierra qué clase de costumbres había, qué comían, cómo se vestían, cuál era la política, cómo era la vida familiar, la vida comercial, la economía, todo eso, pues, te ayuda a entender el mundo en que vivieron los patriarcas, los jueces, los reyes, los profetas, los apóstoles, etcétera, y eso te enseña mucho más para entender el mensaje, lo cual es una ciencia auxiliar para hacer más patente el sentido del mensaje bíblico.
 
Idiomas Bíblicos
Al dar más o menos una idea de lo que significan las Ciencias Auxiliares, le podemos añadir también lo relacionado con el estudio de los Idiomas Bíblicos. Los Idiomas Bíblicos nos ayudan a ir a los idiomas originales y leer la Biblia en el idioma original en que fue escrita. Los Idiomas Bíblicos son principalmente hebreo y griego; pero también arameo, ¿Por qué? Porque hay algunos pasajes en Daniel y en Esdras, y algunos versículos en Jeremías, escritos en arameo.
 
La Apócrifa


Otra Ciencia Auxiliar que sirve para enriquecer es el estudio de los apócrifos, porque eran documentos que circulaban dentro del mismo pueblo de Dios. Incluye el estudio de los apócrifos del Antiguo Testamento y los del Nuevo Testamento. Existen colecciones de apócrifos veterotestamentarios y colecciones de apócrifos neotes­tamentarios.

 
Religiones comparadas y sectas
Hay otra materia que se llama Religiones Comparadas y Sectas. Ya no es precisamente una Ciencia Auxiliar en el sentido de que trata acerca del documento, sino que contrasta el mensaje bíblico con el mensaje falso de sectas y religiones. Existen sectas y religiones separa­das. Esta materia sirve para contrastar y resaltar el mensaje bíblico, en lo cual auxiliaría para, por vía de contraste, hacer más nítido el mensaje legítimo.
 


[1]Enseñanza a la iglesia de la localidad de Rafael Uribe Uribe, Santafé de Bogotá, D.C., Colombia, en septiembre 24 de 1991.

 
 

Hoy habia 188049 visiteurs¡Aqui en esta página!