De la teología especulativa

   
 


 

 

Home

Contacto

Libro de visitantes

enlaces

estadístiks

Noticias

Galería

la coinherencia

BREVE COMPENDIO BAUTISMAL CRISTIANO

PARA USTED MISMO / lo mínimo que quisiera decirle a todo ser humano

FUNDAMENTOS

IDENTIFICANDO PRIORIDADES

La Iglesia edificada sobre Cristo revelado y confesado

EL FUNDAMENTO PUESTO

LA PERSONA

la voluntad, función del alma

LA OBRA

LAS FIESTAS SOLEMNES

LA DOCTRINA

PASCUA: CRISTO CRUCIFICADO

ÁZIMOS: CRISTO COMULGADO

PRIMICIAS: CRISTO RESUCITADO

PENTECOSTÉS: CRISTO GLORIFICADO

TROMPETAS: CRISTO ANUNCIADO

EXPIACIÓN: CRISTO ABOGADO

TABERNÁCULOS: CRISTO ESPERADO

LOS PRIMEROS RUDIMENTOS

ARREPENTIMIENTO

FE EN DIOS

DOCTRINA DE BAUTISMOS

IMPOSICIÓN DE MANOS

RESURRECCIÓN DE MUERTOS

JUICIO ETERNO

EL REINO DE LOS CIELOS SE HA ACERCADO

LA REGLA

SOBRE ESTA ROCA

EL SELLO DEL FIRME FUNDAMENTO DE DIOS

LA UNIDAD DEL ESPÍRITU

UN CUERPO

UN ESPÍRITU

UNA MISMA ESPERANZA

UN SEÑOR

UNA FE

UN BAUTISMO

UN DIOS Y PADRE

EL FUNDAMENTO DE LOS APÓSTOLES Y PROFETAS

LAS IGLESIAS DE LOS SANTOS

LA DOCTRINA DE LOS APÓSTOLES

LA COMUNIÓN UNOS CON OTROS

EL PARTIMIENTO DEL PAN

LAS ORACIONES

EL PROPÓSITO DE DIOS

TRATADILLOS

EL BUEN DEPÓSITO

DEL REPOSO CRISTIANO

LIBERTAD Y CONSIDERACIÓN

OPÚSCULO DE CRISTOLOGÍA

LA IMPORTANCIA DE CONOCER A CRISTO

LA PROMESA DE CONOCERLE

LA MANERA DE CONOCERLE

LA HISTORICIDAD DE CRISTO

TIPOLOGÍA DE CRISTO

PROFECÍAS ACERCA DE CRISTO

LA SABIDURÍA DE DIOS

INTRODUCCIÓN ACERCA DEL VERBO DE DIOS

LA EXPRESIÓN DE DIOS

LA PRE-EXISTENCIA DEL VERBO

LA COEXISTENCIA DEL VERBO CON DIOS

LA DIVINIDAD DEL VERBO

EL ÁNGEL DE YAHVEH

LA ENCARNACIÓN DEL VERBO

SU CONCEPCIÓN VIRGINAL, SU VIDA SIN PECADO Y SU MUERTE EXPIATORIA

SU COMPLETA RESURRECCIÓN, ASCENCIÓN, OPERACIÓN Y REGRESO

MONOTEISMO JUDAICO

DE 1ª JUAN 5:7

EVOLUCIÓN DE LA EXPRESIÓN DOGMÁTICA (1)

EVOLUCIÓN DE LA EXPRESIÓN DOGMÁTICA (2)

EVOLUCIÓN DE LA EXPRESIÓN DOGMÁTICA (3)

EVOLUCIÓN DE LA EXPRESIÓN DOGMÁTICA (4)

ACERCA DE LA DIVINIDAD (1)

ACERCA DE LA DIVINIDAD (2)

CARTA ACERCA DE LOS "SOLO JESÚS"

la preeminencia del Arca del Pacto

panorámica bíblica

panorámica de Cristo como centralidad (aspecto objetivo)

(aspecto subjetivo)

la confesión divina

Cristo como Verbo

Trinidad de personas en el Único Dios

confesión divina de Su misma pluralidad en unidad

destello divino en la tierra desde la eternidad

la encarnación del Verbo de Dios

Tipología festal

Áreas básicas de la revelación divina

SEFER YAH / alef / destello divino en la tierra desde la eternidad

Puntos cruciales de la teología histórica

Puntos cruciales de la teología apologética

Puntos cruciales de la Teología Propia

Puntos cruciales de la Divina Teleología

Puntos cruciales de la Cosmología Bíblica

De los límites de la Cosmogonía

Puntos cruciales de la Angelología Bíblica

Puntos cruciales de la Antropología Bíblica

Puntos cruciales de la Hamartiología Bíblica

Puntos cruciales de la Cristología Bíblica

Puntos cruciales de la Pneumatología Bíblica

Fenomenología Pneumática

Puntos cruciales de la Soteriología Bíblica

EN TORNO A COSAS DE ECLESIOLOGÍA BÍBLICA

Puntos cruciales de la Escatología Bíblica

TANATOLOGÍA

Conceptos acerca de ciencias auxiliares de la Biblia

Contenidos paulinos de la escuela de la obra cristiana

De la Teología Natural

De la transición de la revelación general a la especial

Del lugar de la Bibliología

De la Teología Exegética y Bíblica

De la teología dogmática y sistemática

De la teología histórica

De la teología apologética

De la teología mística

De la teología especulativa

De la teología política

Del hilo central y unitivo de la revelación divina que es la economía de Dios

EDIFICACIÓN

Todo el consejo de Dios

La suma de la Palabra

Piedad y conocimiento de la verdad

Consulta y tropiezo

Sobre el altar

Grosura de corazón y entendimiento

Oikonomía

Revelación

El Espíritu revela el Misterio de Cristo

Salvos para el propósito de la voluntan divina

Edificación de Dios en vez de heterodidascalías

Conocer según el Espíritu

Administración delegada

Beneplácito divino

Encabezamiento crístico

Evangelio, economía y propósito

Economía e Iglesia

La pregunta por la administración

En qué consiste la economía divina

Dios, gracia y misterios

El Ungido

Dispensarse del mismo Dios Trino

Ecónomos

3 clases de ecónomos

Objeto de la administración

Ministerio del Nuevo Pacto

Para la obra del ministerio de la edificación del cuerpo

Vida y edificación

Pareja

Elementos primordiales

Nuestro disfrute

Alimento de vida

Bebida y respiración

Nutridos

Aliento

Gracia, amor y comunión

Jesucristo y gracia a nuestro espíritu

El Padre revelado por el Hijo

Dispensarse divino al hombre redimido corporativo

Co-existencia del Verbo Divino con Dios

El Hijo Creador, Sustentador, Redentor y Señor

La Persona de la Sabiduría Divina

La mente, función del alma

La emoción, función del alma

La revelación escrita

Forma y substancia

Guardar el buen depósito evitando la gnosis

Lo que habéis oído desde el principio

Candelabro y depósito

El misterio de La Fe que una vez fue dada a los santos

Aquella fe que iba a ser revelada

Acuérdate

Distintas clases de emociones del alma

Constitución tripartita del hombre

Antropología y hamartiología del espíritu humano

El espíritu y el alma humanos tras la caída

Carne y naturaleza pecaminosa

Hamartiología

Las trasgresiones y el pecado

La ley del pecado en mis miembros

Triplicidad

Cristología y soteriología

Cristología, soteriología y pneumatología

Encarnación del Verbo Divino

Kenósis y concepción virginal

Desarrollo humano del Verbo de Dios

Vivir humano santificante y perfeccionante del Hijo

Tentado en todo, pero sin pecado

En semejanza de carne de pecado

Preámbulo a la soteriología

Introducción a los variados aspectos del sacrificio de Cristo

Ofrenda por las trasgresiones y ofrenda por el pecado

Perdón y liberación

Ofrenda de paz y reconciliación

Liberación

Hecho maldición por nosotros

Dos aspectos de la santificación

La Cruz entre el mundo y nosotros

La cabeza aplastada de la serpiente

El grano de trigo

Vivificado en espíritu

Sepultado

Primogénito

Declarado Hijo de Dios por la resurrección

Cristo, nuestra justificación y santificación, por la resurrección

Regeneración y nuevo nacimiento

Regeneración y renovación

Renovaos en el espíritu de vuestra mente

Transformación por la renovación

Recapitulación pro configuración

Conformación a Cristo

Vivificación y glorificación del cuerpo

La Vida de Jesús en nuestros cuerpos mortales

Adopción, transformación, resurrección y glorificación de nuestros cuerpos

Ekklessía

Cristo magnificado en el cuerpo

Colofón

Bibliografía de "Edificación"

ANTICIPACION PROFETICA MESIANICA

LINAJE MESIANICO

EL CUMPLIMIENTO DEL TIEMPO

ISAGOGIA DE QOHELET

 


     
 

 

DE LA TEOLOGÍA ESPECULATIVA[1]
 
Introducción
Dándole continuidad a la serie de los Prolegómenos, explicamos que esta serie es la primera parte de la Introducción a la Teología General, pues tiene varias partes, y a esta primera parte la podemos titular Breve Panorámica de Prolegómenos a la Teología. Los prolegómenos son todas aquellas presenta­ciones introductorias, una preparación para introducir a las personas en estas disciplinas. Es necesario hacer un prólogo a esas explicaciones iniciales o preliminares, que se les suele llamar prolegómenos. Esta primera parte es una panorámica de prolegómenos a la Teología.
El contenido que hasta aquí hemos estado viendo es:
- De los Contenidos Paulinos de la escuela de la obra,
- De la Teología Natural,
- De la Transición entre la Revelación General y la Especial,
- Del Lugar de la Bibliología,
- De la Teología Exegética y Bíblica,
- De la Teología Dogmática y Sistemática,
- De la Teología Histórica,
- De la Teología Apologética y
- De la Teología Mística.
Recordemos las palabras claves, por lo menos de esos distintos enfoques de la Teología. La Teología Natural estudia el testimonio de Dios en la naturaleza; la Teología Exegética y Bíblica estudia por textos; la Dogmática y Sistemática, por temas; la Histórica, por procesos; la Apologética defiende, la palabra clave es defensa, y la Teología Mística es experiencia de Dios y de las cosas espirituales. Todavía tenemos que ver algunas dos más, que son más o menos generales. Después hay otras que se pueden realizar en una sola frase, que no son tan generales, sino un poco parcializadas, por eso apenas se les dará una visión muy somera.


La que hoy vamos a ver suele llamársele Teología Especulativa. Como lo podremos notar, tiene íntimas relaciones con las teologías; por una parte con la Natural, y por otra parte con la Apologética; pero aunque se relacio­nan, sin embargo su enfoque es diferente. La Teología Natural, por ejemplo, se restringe a los datos de la naturaleza para que deduzcamos la existencia de Dios y estemos sin excusa, y seamos invitados a buscarle; en cambio la Teología Especulativa no se restringe a los datos de la Teología Natural. Por eso no se puede identificar totalmente la Teología Especulativa con la Teología Natural. Ahora, la Teología Apologética, que también usa la Teología Natural, tiene un enfoque específica y particularmente defensivo, porque su tarea es defender y hacerlo como consecuencia de estar atacando. Encarando ataques directos, tanto del error como de la incredulidad o del ateísmo; entonces ella no supuesta ni sutilmente, sino abierta y claramente entra en el combate y desmiente. La Teología Apologética obviamente para defender usa los datos de la Teología Natural e incluso los de la Teología Especulativa.
 
El enfoque de la Especulativa
La Teología Especulativa se llama así porque se utiliza mucho dentro del campo filosófico, y la palabra clave y el enfoque de la Teología Especulativa es razón, el curso de la razón. La Teología Especulativa tiene que ver con la racionalidad de la existencia de Dios, la racionalidad de la revelación de Dios, la racionalidad de la intervención de Dios; no solamente revelándose sino también obrando, incluso hablando; es decir, que la Teología Especulativa trata de demostrar la racionalidad de la revelación divina. Ese es su enfoque particular. A veces, obviamente, la Apologética se basa en los argumentos de la razón, y a la vez la Teología Especulativa encuentra la razón en los argumentos de la Teología Natural, los argumentos de la existencia de Dios que presentan una y otra, o sea la Natural y la Apologética; pero la intención de la Teología Especulativa no es necesariamente defender, sino por argumentos de razón mostrar que la revelación divina es razonable; descubre la racionabilidad de la revelación divina.
La Teología Especulativa es más filosófica que la Mística. La Mística es de experiencia misma; tiene que ver con la intuición del espíritu y con la explicación de la experiencia religiosa. La Teología Especulativa, aunque también trata de la experiencia religiosa, trata en un plano no de religión, de experimentar, sino en el plano de epistemología o del conocer, de ver la validez de la experiencia religiosa. Y cuando se comparan las distintas experiencias religiosas de las distintas religiones, mostrar la superioridad de la experiencia religiosa cristiana.


Por eso, la Teología Especulativa es más racional; la Teología Mística es más intuitiva; pero el hombre es espíritu, alma y cuerpo. De manera que por una parte necesitamos de la Teología Mística, y por eso la estuvimos viendo en el capítulo anterior, pero también el Espíritu del Señor ha movido a Sus siervos en esta otra área, que no debe ser nunca la única ni debe copar todas las consideraciones, pero tampoco debemos relegarla porque Dios le dio un lugar válido a la razón. No debemos exagerarlo ni disminuírlo. Entonces, dentro del lugar válido que tiene la razón, ésta se corresponde con la revelación en cuanto ella es racional, aunque a veces supera la razón; sin embargo ella es racional; por eso es que es legítima la Teología Especulati­va.
 
La filosofía y la revelación
La Teología Especulativa entra también en el campo de lo que se ha dado en llamar la Filosofía de la Religión. La religión, más que filosofía, es una experiencia; pero es una experiencia que se puede explicar con argumentos de razón. Además, la teología responde a preguntas de tipo filosófico. Digamos que la Teología Especulativa colma a la filosofía, la supera; pero al colmarla, en ese sentido es también filosófica; solamente que va más allá de la filosofía. Pero la filosofía es una experiencia de los hombres; es algo que pertenece a lo genérico humano, luego tiene que tener también respuestas racionales en la teología. Veamos las principales áreas de la filosofía, sin entrar en una subdivisión minuciosa.
Primera área: el ser. La filosofía se pregunta por el ser. ¿Qué es el ser? ¿En qué consiste el ser? Al tratar de responder la pregunta por el ser, surge esa primera área de la filosofía que se llama Ontología. Algunos colocan también la Metafísica en ese mismo capítulo. La Metafísica y la Ontología tratan de responder a la razón humana por el ser. Ahora, lógicamente que Dios, al revelarse, ha hablado también de Su propio Ser y del ser del hombre, y de la diferencia del Ser Necesario, Eterno, Inmutable y Divino, y del ser contingente y dependiente de las criaturas; o sea que la revelación divina contiene respuestas a las preguntas de la filosofía en la Ontología y la Metafísica. Cuando a partir de la revelación divina se responden todas esas preguntas humanas, se tiene un enfoque especulativo; porque nosotros somos humanos, estamos dentro del género humano, y no podemos olvidarnos de que muchos seres humanos están buscando la verdad por el camino de la filosofía. Ciertamente que existen huecas filosofías y filosofías peligrosas, pero la palabra filosofía en sí es neutral; no es ni buena ni mala; filosofía quiere decir amor a la sabiduría, querer conocer la razón de las cosas; y lo primero que se pregunta la filosofía es por el ser; qué es el ser. Y como la revelación divina tiene respuestas a las preguntas de la filosofía, de la Ontología y la Metafísica, y presenta una visión alternativa a las filosofías seculares, entonces cuando la teología, a partir de la revelación divina, usando los datos de la Teología Natural, de la Apologética, de la Exegética, de la Dogmática, inclusive de la Mística, cuando trata de responder con razones a las preguntas de la filosofía, entonces está teniendo un enfoque directamente especulativo. Por eso se habla de la Teología Especulativa.


Segunda área: el conocimiento. La segunda gran área, después de la Ontología y la Metafísica, que preguntan por el ser, la segunda por la que se pregunta la filosofía, es por el Conocimiento, por la validez del conocimiento. ¿Es posible conocer la verdad? ¿Cómo se conoce la verdad? ¿Por qué medios? ¿Se conoce a partir de la experiencia o a partir de la razón innata? ¿Hay categorías innatas en la razón del hombre o solamente esas categorías se forman después de la experiencia? ¿Se puede conocer verdaderamente o es imposible conocer? ¿O solamente podemos dudar? Entonces, los que creen o filosofan que sí se puede conocer la realidad, son realistas; otros dicen que la realidad solamente está en la razón, y entonces son idealistas; otros dicen que solamente está en la materia y que la experiencia de la materia va provocando reflejos; ese es el materialismo; otros dicen que no se puede conocer, esos son agnósticos. Ahora, la Palabra del Señor revela que sí se puede conocer la verdad acerca de Dios, acerca del hombre y acerca de la creación, acerca del mundo, acerca del alma; entonces sí hay una respuesta filosófica a las preguntas por el conocimiento, a partir de la revelación divina.
Todas esas distintas escuelas filosóficas tratan de las llamadas Teorías del Conocimiento. La materia que se ocupa de eso es la llamada Gnoseología, que viene de la palabra gnosis, que significa conocimiento, o también la palabra epistemología. ¿Cómo se forma el conocimiento, la noción de las cosas en el hombre? Si es innata, si es adquirida, si es mixta; es decir, todas esas cuestiones que los hombres se han planteado a sí mismos por el hecho de ser hombres, porque las otras criaturas no se lo plantean, pero los seres humanos que Dios creó sí se plantean estas cosas, como decía Pablo, palpando, para encontrar la verdad. A veces palpando en sí mismos, palpando en sus sentidos, haciendo crítica de su propia razón. Por eso se habla de la crítica de la razón pura (Kant) y la crítica de la razón práctica (Kant), o de la crítica de la razón dialéctica (Sartre), o como decía Marx, crítica de la crítica crítica. Esos son los hombres tratando de hacer crítica en el sentido de investigar.
Ahora, así como los seres humanos y la revelación divina no responden solamente por el ser, el de Dios y el de los hombres, y las cosas, sino también por las razones de Dios, lo cual es la Teodicea, que es un importante capítulo de la Teología Especulativa y de la Filosofía de la Religión, entonces lo que se pregunta por el Conocimiento es la Gnoseología o la Epistemología, y la revelación divina tiene respuestas. Esas respuestas a las preguntas por el conocimiento: la posibilidad del conocimiento y los modos del conocimiento, a partir de la revelación divina son capítulos, pues, de la Teología Especula­tiva.


Tercera área: la Conducta. La tercera gran área o gran pregunta de la filosofía es acerca de la Conducta, acerca de la Moral, acerca de los Valores, la Axiología y la Ética. Hay filósofos que dicen que es el hombre el que establece por sí mismo los valores, y Nietzsche, era el abanderado de la transmutación de los valores o del superhombre, tratando el hombre de establecer por sí mismo los valores. Sin embargo, también la Biblia muestra que el hombre no es la base suficiente para establecer los valores, sino que es Dios la base de los valores, los cuales le son impuestos al hombre. Otros filósofos como Kant, descubren en su propia naturaleza el llamado Mandato Categórico; es decir, el constreñimiento de la conciencia moral. Entonces todas las respuestas de la Revelación Divina a las preguntas de la Axiología, que es la ciencia de los valores, y a la Ética, corresponden a ese capítulo de la Conducta; y la Teología Especulativa trata de responder a las preguntas de la ética filosófica, a partir de la Revelación Divina.
Estamos viendo las principales áreas de las preguntas filosóficas, pero respondidas a partir de los datos de la Revelación Divina; es decir, respondi­das las preguntas filosóficas de los hombres en referencia a Dios, al ser de Dios, a los atributos de Dios, a la revelación de Dios, tanto en lo general de la Teología Natural como en lo específico de la Teología Exegética y Dogmática. La Teología Especulativa no se restringe en los datos que toma; lo que le interesa es responder con validez, con racionalidad, con convicción, a las preguntas humanas dentro del área de la filosofía. Por eso es que se llama Teología Especulativa.
Cuarta área: la Estética. Otra cuarta área de la que también trata la filosofía en relación sobre todo con el arte, es la Estética. La estética no se pregunta por el ser, ni por el conocimiento, ni por la ética, sino que su pregunta es por la belleza, por la razón de la belleza. ¿Será que todo es belleza? ¿Será que la belleza es una cuestión netamente subjetiva, que no tiene ninguna relación con un Ser Absoluto? ¿Será que cualquier caos, una elección personal puede hacerlo bello? ¿O será que las cosas realmente son bellas en sí mismas en su relación con Dios? ¿O solamente son bellas dependiendo de la escogencia humana? Todas esas preguntas se las hace ese campo de la filosofía que se llama la Estética. Como dijimos al principio, la Teología Especulativa también entra no sólo a responder las preguntas de la Filosofía General, sino las preguntas por temas de la filosofía específica de la religión; porque se habla de la filosofía en sentido general y se habla específicamente también de la Filosofía de la Religión. La Filosofía de la Religión, por ejemplo, como la Teología Natural y la Apologética, se ocupa de los argumentos de la existencia de Dios. Aquí ya hemos estado enumeran­do algunos de esos argumentos:
- El argumento cosmológico, del origen.
- El argumento teleológico, del fin o del sentido.
- El argumento ético.


- El argumento estético.
- El argumento ontoló 
 

Hoy habia 190141 visiteurs¡Aqui en esta página!